Declaración importante sobre la COVID-19.  Más info

¡Oro Olímpico en Triatlón! Kristian Blummenfelt Gana a lo grande en Tokio

miércoles, 11 de agosto de 2021

Equipos / Atletas

El triatleta noruego Kristian Blummenfelt pasó años soñando sobre su momento Olímpico. Interminables horas de entrenamiento. Dedicación absoluta. Sacrificio. El 25 de julio, todo ello fue compensado de la mejor manera posible: el Oro Olímpico.

Luchando contra el calor y la humedad en Tokio, Blummenfelt realizó la carrera de su vida, poniendo la guinda a una actuación dominante del equipo noruego de tres hombres, que tuvo los mejores resultados generales de cualquier nación. El compañero de equipo de Blummenfelt, Gustav Iden , compañero también patrocinado por Giant,  logró cruzar la meta en el top10 con un impresionante octavo lugar. La victoria de Blummenfelt significó la primera medalla de oro olímpica para Noruega desde los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Algunos vieron la victoria más importante de la carrera deportiva de Blummenfelt como una sorpresa. Pero para el joven de 27 años, siempre fue parte del plan. Hace una década, se propuso ganar el oro en Tokio, y mientras estaba en el pontón antes del inicio de la natación solo pensaba en la victoria. “Quería una medalla, obviamente prefería la medalla de oro”, dijo. "Todo lo demás me hubiera decepcionado".

Gran parte de esa confianza fue fruto de la preparación. A principios de 2021, Blummenfelt se asoció con Giant para ayudar a elevar su rendimiento sobre la bici. Cuando las carreras internacionales de triatlón finalmente comenzaron a organizarse en la primavera de este año, Blummenfelt emergió como uno de los principales favoritos para Tokio. En mayo, ganó la primera carrera de las Series Mundiales de Triatlón en Yokohama, Japón, un evento que fue considerado por muchos como un anticipo de la próxima carrera olímpica. Una semana después, Blummenfelt volvió a triunfar en una carrera de la Copa del Mundo de Triatlón en Portugal.

Esas dos victorias siguieron un patrón similar para Blummenfelt: un fuerte segmento ciclista, seguido de un brutal ataque en los últimos kilómetros de la carrera a pie. Después de tanto tiempo alejado de las carreras, Blummenfelt había alcanzado un nuevo nivel. Estaba tranquilo y confiado en su nueva bici Propel Advanced SL Disc , pedaleando de manera sólida en el grupo delantero. En Yokohama, inició la carrera a pie en cuarta posición, para imponerse después por 10 segundos gracias a su fortaleza a pie. La semana siguiente el guión fue similar, cuando Blummenfelt ganó en Portugal con un margen de victoria de 8 segundos.

Los preparativos finales para Tokio se llevaron a cabo en las altas montañas de Sierra Nevada, España y Font Romeu, Francia. Blummenfelt e Iden fueron allí para trabajar con un equipo de científicos deportivos. "Yo diría que siempre he estado dispuesto al trabajo extra", dijo Blummenfelt. “Debido a que no obtuve grandes resultados a una edad temprana, pensé que si no tenía el talento para convertirme en uno de los mejores, realmente tendría que trabajar más duro. Entrenar duro, forzar mi cuerpo día tras día es lo que me encanta hacer".

Ese amor por llegar al límite se puso de manifiesto para que el mundo lo presenciara en los Juegos de Tokio. Después de una natación realmente dura, Blummenfelt inició el segmento ciclista en el puesto 26 y tenía mucho trabajo por delante. Blummenfelt comenzó el tramo ciclista de 40 km volando en su nueva Propel Advanced SL Disc, que fue fácil de identificar con gráficos especiales inspirados en el patrón de shippo, un diseño común en el arte y la moda japoneses. Los círculos y formas superpuestos simbolizan la armonía y la felicidad, y los cinco colores se combinan para transmitir una sensación de movimiento y velocidad en la búsqueda de la victoria.

El cuadro está fabricado con el carbono premium Advanced SL de Giant y está diseñado con la tecnología AeroSystem Shaping de Giant, lo que significa que cada forma y ángulo de tubo está optimizado para una resistencia aerodinámica mínima y diseñado para funcionar como un sistema en las condiciones de la carretera del mundo real. El diseño es el resultado de extensos estudios de Dinámica de Fluidos Computacional y pruebas dinámicas en túnel de viento. Los tubos presentan una forma de elipse truncada que, combinada con componentes aerodinámicos, incluido el manillar Contact SLR Aero y las ruedas y neumáticos CADEX, minimiza la resistencia al viento en varios ángulos de incidencia.

Con su casco Giant Pursuit, Blummenfelt rápidamente comenzó a abrirse camino entre el grupo de líderes. Progresó hasta el octavo lugar en la T2 y comenzó la carrera a pie de 10 km 23 segundos por detrás del líder de la carrera, el suizo Andreas Salvisberg. Delante de él había competidores conocidos por su fortaleza en la carrera a pie, incluido el eventual ganador de la medalla de plata Alex Yee de Gran Bretaña. Pero Blummenfelt comenzó a eliminarlos uno por uno. En el último kilómetro, todo se redujo a una batalla entre Blummenfelt, Yee y el neozelandés Hayden Wilde. El noruego sabía que la única forma de vencer a los dos hombres conocidos por su velocidad a pie era escaparse en solitario antes del sprint final.

"Realmente no tengo la velocidad final para batir a estos jóvenes en la alfombra azul", dijo Blummenfelt a Reuters después de la meta. "Así que supe que tenía forzar la máquina desde unos cinco minutos de distancia e ir muy, muy fuerte y a tope, y con suerte sería suficiente para descolgarlos".

Blummenfelt lo llevó a cabo, un sprint total para abrir hueco con Yee y Wilde, que se quedaron para luchar por la plata y el bronce. Una vez que se descolgaron, el noruego pudo absorber el momento que más había visualizado durante la última década: correr hacia la gloria olímpica en la recta final de la alfombra azul. Cruzando la línea, dejó escapar un rugido, agarró la cinta de la línea de meta y se desplomó.

"Es el momento con el que he estado soñando durante tantos años", dijo Blummenfelt. “Ver la línea de meta y la alfombra azul y tocar esa cinta, hacer ese día realidad es algo de lo que estoy realmente orgulloso”.

Compartir